Casa Cimadevilla

Quintes - Asturias
El proyecto nace del concepto de una macla natural mineral, una unión entre dos mundos, dos elementos y dos materiales. De esta forma se desarrolla un proyecto que se compone de dos cuerpos formalmente diferenciados y maclados entre sí, con distinta configuración y expresión formal diferenciadora: El cuerpo que alberga las dependencias de día (estar-comedor y cocina) con una única planta a nivel del terreno; y el cuerpo que alberga los dormitorios y que, como se encuentra girado respecto al primero, se conforma en dos alturas.
Datos del proyecto
  • Nombre
  • Vivienda unifamiliar en Cimadevilla - Quintes
  • Fecha
  • 2002
  • Cliente
  • Privado
  • Colaboradores
  • -
  • Tipología
  • Residencial Vivienda
  • Superficie
  • 200 m²
  • Autores
  • Baldó Arquitectura
  • Fotógrafo
  • David Guillén
  • Lugar
  • Quintes Asturias
  • Estado
  • Construido
  • Constructora
  • -
Baldó Arquitectura, despacho de arquitectura
Baldó Arquitectura, despacho de arquitectura
Baldó Arquitectura, despacho de arquitectura
Interiores
Volumetría que juega con la gravedad

Esta macla genera una volumetría interior completa de relación entre todas las partes convirtiéndose el salón en el elemento nexo de ambos mundos. A su vez, esta macla se transporta a todos los elementos de la construcción, cubiertas, fachas, tipos de iluminación e incluso orientación del mismo revestimiento. Con una apariencia de colapso formal y con acabados totalmente opuestos, como es fachada de vidrio y aplacado de piedra, se genera una volumetría que juega con la gravedad aportando un valor formal al conjunto así como a las partes.

El interior traslada esta fusión de materialidades externas y volumétricas aportando permeabilidad y recorridos en apariencia complejos pero que resultan naturales en uso, y que permite obtener recorridos y relaciones espaciales entre estancias, así como reconocer el total de la casa como un todo.

Baldó Arquitectura, despacho de arquitectura
Baldó Arquitectura, despacho de arquitectura
Baldó Arquitectura, despacho de arquitectura
Baldó Arquitectura, despacho de arquitectura
Color
Color y movimiento

La escalera que une ambas plantas aporta el punto de color y movimiento, ya que al igual que los cuartos húmedos de la casa, adquiere especial relevancia al convertirse en pieza de color llamativo que se relacionan interior y exteriormente con la casa. Este punto de color del cuarto húmedo incluso se fusiona con el cuarto principal en una solución permeable de usos y flexible aportando perspectivas más amplias e iluminaciones directas e indirectas.

Los espacios exteriores se completan con un volumen de garaje que siguiendo el mismo juego formal permite resolver las necesidades de la casa, y con un gran porche con jardín que dialoga con la permeabilidad de la casa.

Baldó Arquitectura, despacho de arquitectura
Baldó Arquitectura, despacho de arquitectura
Baldó Arquitectura, despacho de arquitectura
Baldó Arquitectura, despacho de arquitectura
Baldó Arquitectura, despacho de arquitectura
Baldó Arquitectura, despacho de arquitectura
Baldó Arquitectura, despacho de arquitectura
Baldó Arquitectura, despacho de arquitectura
Otros proyectos
Baldó Arquitectura, despacho de arquitectura
Casa Plaza Los Mártires
Baldó Arquitectura, despacho de arquitectura
Casa Huerres